Atrás a BLOG

Emoción

Llevar tantos años volando, haciendo una actividad apasionante con seguridad, poder compartirlo…

A lo largo de la vida, me atrevo a decir, todos hemos llorado de alegría, de emoción. Tengo el privilegio de haber visto ese llanto tan especial en varios de mis pasajeros. Ocurre cuando les regalan un vuelo que no se esperan, en un momento sensible de sus vidas. Y ahí estoy yo, para ser un testigo privilegiado de ese llanto tan especial.

¡Gracias Ana! Por dejarme compartir algunos momentos y estas fotos. Un beso.